Bruckner - Sinfonía Nº 3 «Wagner» - Goehr

>> sábado, 30 de enero de 2010


Ignota grabación de la Sinfonía «Wagner»

«Si hay alguien que tenga ideas sinfónicas después de Beethoven, ése es Bruckner», sentenció, con magnánima autoridad, Richard Wagner. No se puede dudar de que el sentimiento de admiración del autor de Las Valquirias fuera genuino, pero tampoco caben dudas de que la admiración de Anton Bruckner para con Wagner era muchísimo mayor.
El organista de San Florián consideraba a Wagner el genio musical mayor de su tiempo, devoción que le valdría acabar entre los dos fuegos en que se debatía la guerra musical de su tiempo (los años ’60 y ’70 del 1800), es decir, a la antinomia estética entre los partidarios de Johannes Brahms y los de Richard Wagner.
Como fuera, y a pesar del carácter pusilánime de este devoto católico, a Bruckner no le minó en nada la fuerza compositiva esta lucha fútil entre gustos musicales y fue así que en 1873, diez años después de haber entrado en contacto con la música de Wagner al asistir en Linz al estreno de Tannhäuser, Bruckner dedicó su Tercera sinfonía a su admirado autor. Fue precisamente en el año en que el músico de Ansfelden conoció personalmente al creador de Tristán e Isolda (ópera recién estrenada), en una entrevista en que declaró su admiración y hasta tuvo la delicadeza de pedirle autorización para imprimir la dedicatoria en su Sinfonía Nº 3. Por supuesto, Wagner accedió.
Es esa dedicatoria la que autoriza a subtitular esta obra como Sinfonía Wagner, mucho más que la influencia o sonoridad puntual que del compositor alemán pueda percibirse. De hecho, estamos en un momento en que Bruckner está por dar el gran paso hacia la grandeza (la madurez que significará la Sinfonía Nº 4 «Romántica»), y sin embargo podemos apreciar los rasgos personales que marcarían la obra bruckneriana: la tremenda expresividad, la profundidad de su Adagio, la aparición «desde las sombras» del movimiento inicial).
Para disfrutar de esta obra hemos elegido una versión apenas conocida en estos tiempos, y no editada aún en CD, pero que ha puesto a nuestra disposición el especialista en Bruckner John F. Berky.
A él corresponde el salvataje desde el vinilo de esta lectura, registrada 1954 por el efímero sello de la Sociedad de la Sala de Conciertos. Se trata de la edición Raettig de la partitura, a cargo de Orquesta Filarmónica de la Radio de Holanda (la misma del ciclo Mahler por Edo de Waart), dirigida por Walter Goehr.

7 comentarios:

Johannes 30 de enero de 2010, 15:38  

Parabéns ao blog por mais essa postagem. É um grande serviço à música e à história da música a ideia de recuperar gravações como esta. Lembro-me de interpretações de Haydn e Beethoven que comprei no Brasil, no início dos anos de 1980, com maestros como Walter Goehr, Michael Gielen e René Leibowitz, que hoje estão um pouco esquecidos.

Anónimo 30 de enero de 2010, 20:54  

Fernando, gracias por la excelente musica del blog.

No te olvides de completar el ciclo de Shostakovich por Haitink.

Si puedes subir las cubiertas del Box sería ideal.

saludos.

HaTu 1 de febrero de 2010, 10:39  

Gracias por su buena musica, hace tiempo que les conozco pero pocas veces me he dado el trabajo de agradecerles.

Que sigan asi y completen la historia de la musica ^^

Tienen muy buenos escritores, yo ahora estoy intentando para un colectivo cultural en Chile escribir textos de musica/filosofia

Saludos y seguid con Shostakovich, y podrian darle un gran empuje a la musica latinoamericana.

Patricio

Äriastóteles Lumínico 4 de febrero de 2010, 8:52  

¡Muy ilustrativa reseña!

jeferson 22 de febrero de 2010, 5:31  

aunque muchos digan que la 4 de bruckner(y creo yo que la cuarta de bruckner com rattle y la berliner) es, 'la puerta' para esto universo cuyo nombre es Anton Bruckner, penso que, despues de conocer la cuarta, la tercera tiene mucho de lo que sera Bruckner, con su adagio siempre divino, con su scherzo que es semejante a un juguete musical. Gracias por esto post. y perdonname este spanishiol portuguesado. Desde Minas, Brasil

Elgatosierra 22 de marzo de 2010, 1:05  

Creo que no conocía a Walter Goehr y su versión me ha parecido interesante. Fernando, tengo otra versión de esta Tercera, también de la edición Raettig y de 1954, por Hans Knappertsbusch con la Orquesta del Estado de Baviera, que por supuesto pongo a tu disposición.
La labor que estás haciendo con el gran Bruckner es más que encomiable, por lo que te estoy profundamente agradecido.
Amigos se les saluda a todos muy cordialmente.
Salud, paz y sonrisas.
Elgatopsierra

Fernando G. Toledo 22 de marzo de 2010, 8:33  

¡Bienvenida esa Tercera por Knapper! La espero.

Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP