Mahler - Sinfonía Nº 5 - Farberman

>> lunes, 27 de julio de 2009


La original Quinta de Mahler por Farberman


Cuando el sello Vox rescató hace unos años una serie de grabaciones mahlerianas del director y compositor estadounidense Harold Farberman, el relanzamiento permitió a muchos descubrir a un conductor tan talentoso y personal que explica la razón de esa reedición pero no el por qué de tanto olvido.
Farberman, formado como percusionista, inició un ciclo de sinfonías de Gustav Mahler que quedó finalmente inconcluso, pero lo que alcanzó a ofrecer fue fascinante: las sinfonías 1, 4, 5 y 6 (con una vigorosa London Symphony Orchestra) y la sinfonía 2 (con la Royal Philharmonic). Luego, avanzaría un paso más en Mahler para grabar la primera versión discográfica de la Sinfonía Nº 10 completada por Clinton Carpenter [ver aquí].
El recorrido por lo mejor de la discografía de Mahler será motivo de una serie de artículos en este blog que comenzarán a aparecer pronto, pero mientras tanto es bueno anticipar una de las más fascinantes versiones: la de la Sinfonía Nº 5, editada en 1980.
Notable por la amplitud de sus tiempos (en la misma veta de Barbirolli y la versión que haría poco después Bernstein con la Filarmónica de Viena), esta Quinta desborda de novedades, y hasta algunas concesiones polémicas. Nada de ello quita su poder: dos primeros movimientos que exprimen al máximo los pliegues de la partitura, un Scherzo que es el más largo hasta hoy grabado, un Adagietto tan romántico como el que más, y un moderno Rondó final que parece un estallido no ya de alegría, sino de orgullo, de vitalidad.
Vale decir que el sonido de la edición de Vox está bastante por debajo del nivel de la lectura. Sobre todo porque tiende a apagar la potencia de Farberman (hay que subir el volumen un poco más de la cuenta para apreciar correctamente la interpretación). Pero incluso ante eso este Mahler de Farberman (que cuenta con admiradores como el prestigioso mahleriano español José Luis Pérez de Arteaga), un Mahler innovador y personal, es capaz de brillar en plenitud y hacernos lamentar de que no haya avanzado más en el ciclo sinfónico del compositor austríaco.


4 comentarios:

Veglio 27 de julio de 2009, 13:09  

Muchas gracias.
Grande Farberman!

Mahlerite-Shosta 27 de julio de 2009, 15:05  

Habrá que evaluarla. Recuerdo que conocí la Resurrección de Farberman a través del Blog de nuestro recordado Cuervo, y realmente no me dijo nada. Evaluaré bien esta 5ta que nos
presentas, Fernando.


Saludos,.

M-S

Fernando G. Toledo 27 de julio de 2009, 15:39  

La Segunda de Farberman es el punto más bajo del trío que conozco (2, 5 y 6), quizá también porque no lo ayudó la orquesta (Royal Philharmonic). Sin embargo, la encuentro sumamente atractiva, de un enfoque moderno y con uno de los mejores Urlicht que he escuchado jamás.

Fernando G. Toledo 27 de julio de 2009, 16:09  

Veglio, redoblo la apuesta: ¡grandísimo Farberman!

Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP