Bryars - Jesus' Blood never failed me yet - Waits - Riesman

>> sábado, 31 de octubre de 2009



Una obra sorprendente


Richard Gavin Bryars es un músico nacido en Goole, Reino Unido en 1943. Compositor y contrabajista, tras estudiar música, comenzó su carrera tocando el bajo en un grupo de jazz, hasta que decide dedicarse a la composición. Sus primeras influencias son John Cage, Morton Feldman y el minimalismo.
La historia particular de esta pieza es un hito en la música. A principio de los años ’70 el compositor ayudaba a un amigo a realizar unas tomas para un documental sobre los mendigos del centro de Londres. En la grabación aparecía un anciano vagabundo que entonaba una canción religiosa, Jesus' Blood never failed me yet (La sangre de Jesús nunca me ha fallado). Aunque el fragmento no apareció en el film, Bryars lo escuchó en casa, apreciando que el principio de la canción consistía en 13 compases repetible en múltiples variaciones melódicas. El resultado fue una obra consistente en un bucle continuo de la grabación envolviéndola en un acompañamiento orquestal, que va creciendo añadiendo nuevos instrumentos en cada loop y disolviéndose después para comenzar uno nuevo, así hasta completar la orquesta.
El texto del himno que canta el mendigo dice:

Jesus’ blood never failed me yet
Never failed me yet
Jesus’ blood never failed me yet
There’s one thing I know
For he loves me so...


La primera vez que se grabó la obra (1975) se hizo con una duración de 25 minutos (lo que dura una cara de un disco de vinilo), pero con la llegada del casette y del CD, la productora pidió a Bryars ampliar la pieza con nuevas incorporaciones instrumentales. La curiosa anécdota de Tom Waits nos la cuenta Bryars en el booklet de la versión definitiva de 1993: estaba pensando el compositor en añadir una coda con voz humana, como si de un instrumento más se tratara, y por ese tiempo recibe una llamada del cantante Tom Waits para pedirle si le puede conseguir un CD con la versión anterior, ya que la había perdido y para él era el mejor álbum de su colección. Bryars decidió pedirle a Waits si quería unirse al proyecto, a lo cual este acepto encantado. La estructura de la composición quedo de la siguiente manera:

1. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Vagabundo con orquesta I (Cuarteto de cuerda)
2. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Vagabundo con orquesta II
3. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Vagabundo con orquesta III
4. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Vagabundo con orquesta IV
5. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Vagabundo y Tom Waits con Orquesta completa
6. Jesus’ Blood Never Failed Me Yet - Coda: Tom Waits con sección de cuerdas


Desde el comienzo, con la voz del viejo mendigo surgiendo gradualmente del silencio y la progresiva incorporación de ricas melodías, que van entrando y muriendo en cada bucle para terminar al anciano cantando acompañado por la ronca voz de Tom Waits. El oyente no encontrará aquí sonidos irritantes, mas al contrario, una melodía hipnótica y edificante; no obstante Bryars no modifica nada el tono de la canción «respetando la nobleza y la fe del vagabundo». Una vez más el sentimiento religioso, tanto individual como colectivo, puede dar lugar a la creación de momentos maravillosos y obras de arte conmovedoras.
Según Bryars, aunque el vagabundo murió antes de que la composición fuera terminada, en la pieza permanece un modesto, pero elocuente, testimonio en reconocimiento a su espíritu y su optimismo. En fin, un gran disco para todo aquel que permita a la música fluir y dejarse llevar a esos profundos lugares del espíritu donde residen las emociones.

---

En esta grabación, producida por Philip Glass, el ensamble de cuerdas está dirigido por Michael Riesman.

13 comentarios:

F. de León 31 de octubre de 2009, 0:28  

Hasta que se corrija la dirección correcta es
http://www.mediafire.com/?sharekey=7fd450a7af03eaa2ab1eab3e9fa335ca8db705a52c66b2ce

Gracias. F. de León

Fernando G. Toledo 31 de octubre de 2009, 6:16  

Corregido.

Pepiniio 31 de octubre de 2009, 12:39  

Siempre música contemporánea de calidad ustedes, eh?

HaTu 1 de noviembre de 2009, 21:02  

Esta genial, sigo a su grupito desde que participaban dond eel cuervo, que descanse.

Queria pregunarles una cuestion, quiero hacer un aporte, estoy a punto de conseguirme unos cds que se llaman ``bicentenario del piano chileno´´ y queria saber si lo aceptarias como aporte a su blog.

Bueno les agradezco cualquier respuesta de antemano.

Saludos

Fernando G. Toledo 2 de noviembre de 2009, 7:27  

Bienvenido el aporte, gracias.

Elgatosierra 3 de noviembre de 2009, 9:57  

Como muy bien dice Fernando obra envolvente e hipnótica en la más estricta tendencia minimalista. Las versiones 5 y 6, con Tom Waits, son absolutamente impresionantes.
Y como siempre serán los más grises, maniáticos y obsesivos quienes más repudien esta música elemental y sencilla, pero no carente de creatividad. Si se atreven a mirar más allá de sus narices, o mejor a oír más allá de sus hombros quizá descubran todo lo otro.
Seguro que adorarán el Bolero y La valse de Ravel, claro está, porque estas obras son mucho más creativas e impresionantes que ésta. JAJAJA
Una pregunta discreta, alguien tiene algo de lo último de este compositor: Amjad; Silva Caledonia; I Send You This Cadmium Red... Jesus' Blood Never Failed Me Yet es de 1993 y sería interesante poder ver la evolución que ha sufrido Richard Gavin Bryars desde entonces.
¡Ah, y el grupito también está muy bien! Bienvenido amigo Patricio.
Salud, paz y unas sonrisas para Bryars y para los Fernandos por favor.
Elgatosierra

Tomatito 6 de noviembre de 2009, 9:13  

Me emocionó el simple y sencillo comentario de Elgatosierra. Para cada uno, la música que merece. Richard Gavin Bryars, lo mejor de la música contemporánea. Lo escribí bien, ¿no?

Miguel Angel Solá 6 de noviembre de 2009, 9:20  

Cómo patinan cuando se trata de música contemporánea... Si no saben, averiguen o sigan posteando Mahler. Un autor peor que el otro.

F. de León 6 de noviembre de 2009, 12:29  

Sería tan amable de aclararme su comentario Sr. Solá. No alcanzo a entender su significado y me sería de mucha ayuda saber que tengo que averiguar. Porque espero que no haya hecho el comentario porque sí, de forma gratuita, ¿verdad?

Fernando G. Toledo 11 de noviembre de 2009, 5:46  

Tanto el enlace de la entrada como el que ofrece F. de León en los comentarios pueden ser utilizados para la descarga. Esperamos les sirvan.

Aguador 1 de diciembre de 2009, 12:04  

Hola a todos:

De la versión original de Tom Waits os quiero aportar una anécdota que me contó un amigo.

Parece ser que Waits estaba en el estudio de grabación trabajando con la obra o dándole los últimos retoques. El caso es que tuvo que salir un momento del estudio por un rato que se convirtió en un "ratazo" y, por olvido, dejó la puerta abierta y la grabación sonando. Cuando volvió, habría en la entrada por el orden de 20 o 25 personas escuchando la grabación en un silencio sepulcral, y algunas de ellas incluso llorando suavemente.

Éste es el poder de la música, ciertamente. A los que son creyentes, les acerca a Dios; para los que no lo son, eleva su espíritu.

Saludos,
Aguador.

Aguador 4 de diciembre de 2009, 6:32  

Ah, y ni caso al pelotudo del tal Solá. Parece que sólo ha venido a dejar su deposición en este blog.

Anónimo 15 de febrero de 2012, 9:00  

No funciona el link de descarga, serias tan amable de arreglarlo? Enhorabuena por el blog

Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP