Mahler - Sinfonía Nº 5 - Boulez

>> viernes, 22 de octubre de 2010


Complejidad, enfoque y tradición

>>PIERRE BOULEZ

Mi aproximación a Mahler fue retrospectiva, por así decirlo, y en absoluto de manera histórica o cronológica. Llegué a Mahler luego de descubrir las obras de Schönberg, Webern y, especialmente, Berg. Mahler fue un compositor que miraba tanto al pasado como al futuro. Hay entonces en él dos facetas: una está estrechamente ligada al final del romanticismo, pero está la otra con la que Mahler tenía la puesta vista hacia delante y abrió nuevos territorios musicales listos para ser conquistados por otros compositores además de él mismo, compositores con los cuales tenía contactos muy cercanos.
Las sinfonías de Mahler no son sinfonías en el sentido convencional. La arquitectura de un solo movimiento de Mahler es mucho más compleja que un movimiento de Beethoven o Brahms. Poseen al mismo tiempo una cualidad narrativa y una cualidad épica, y debes saber por tanto dónde estás en cualquier momento que sea. Me pasa un poco con Wagner, especialmente el Anillo. En Götterdämmerung, cuando está concluyendo un acto tras dos horas de ejecución ininterrumpidas, debes saber exactamente dónde estás, en cualquier punto que sea. Este enfoque me ha ayudado también en Mahler. Creo que tiene que ver con cierta continuidad, el fluir de la música es para mí lo más importante.
La Filarmónica de Viena tiene una sonoridad y una calidad especiales, que el mismo Mahler escuchó y comprendió. Ellos también están tocando en la misma sala donde ensayaron con él, así que esto no sólo representa una conexión sentimental, a lo que voy es a que constituye una verdadera tradición de sonido orquestal. Ha pasado casi un siglo desde que Mahler estuvo aquí, y no creo en el sentido convencional con que se usa la palabra tradición, a mí me gusta usar la palabra en este caso porque estamos hablando de una evolución que involucra a la misma gente, en el mismo lugar.



Texto incluido en el libreto del CD que incluye esta grabación (1997).

3 comentarios:

HaTu 22 de octubre de 2010, 9:41  

Gracias, habra que ver como Boulez trata esta genial obra, ya tuve la oportunidad de apreciar a Bernstein y a Rattle, saludos y gracias por esta joya !

Anónimo 22 de octubre de 2010, 10:12  

Un estúpido prejuicio me tuvo apartado del Mahler de Boulez hasta no hace mucho. Yo admiro a Boulez como compositor y como director pero pensé: 'Boulez para Ligeti (por dar un solo ejemplo) está muy bien pero para Mahler Bernstein, Barbirolli, Horenstein, etc., no Boulez'. Y la de Boulez es ya mi integral favorita, mi ancla, a la que sumo las consabidas grabaciones de los que he mencionado, de Reiner, de Solti, Scherchen, Mitropoulos, etc., etc.

Grande Boulez.

Elgatosierra 27 de octubre de 2010, 3:57  

He de comenzar confesando que Boulez me puede, como músico (compositor y director) y como persona, y reconozco que no puedo ser aquí objetivo. Perdónenme ni atrevimiento y mi ignorancia. JAJAJA
Siempre dije que a la muerte Karajan la Filarmónica de Berlín debería haber sido dirigida o por Celibidache o por Boulez. Creo que la Orquesta es patrimonio de la humanidad y su director se debería elegir por referéndum mundial, pero ese es otro tema que no viene aquí al caso. O sí, no lo tengo claro, como tantas otras cosas. JAJAJA
Ahora en serio, esta QUINTA es maravillosa y tanto Boulez como la Filarmónica de Viena están extraordinarios.
No llega a las alturas de Barbirolli con la New Philharmonia, pero le anda muy cerca.
Muchas gracias Fernando por el extraordinario regalo.
Salud, paz, sonrisas y cordiales saludos.
Elgatosierra

Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP