Mahler - Sinfonía Nº 6 - Salonen (en vivo)

>> domingo, 7 de marzo de 2010



Aun sin haber grabado un ciclo completo de Mahler, el director y compositor finés Esa-Pekka Salonen es uno de los que ha ofrecido algunas de las versiones contemporáneas más interesantes de la obra del austríaco. No sólo en discos (con los que ha conseguido una impar Cuarta, además de una Tercera y un irregular Das Lied von der Erde) sino también en concierto.
Después de más de una década al frente de la orquesta Los Angeles Philharmonic, a la que llevó a un nivel impresionante y con la que frecuentó repertorios clásicos y modernos (incluso, muchas obras suyas), Salonen es desde hace un año el titular de la Philharmonia Orchestra londinense. Y la primera de sus giras fue en Europa y con un concepto definido: reflejar en los conciertos «la Viena de Mahler».
En esta serie de conciertos ofreció una Novena que arrancó los elogios de la crítica y una Sexta de Mahler que es la que ponemos a disposición de los lectores de Oído Fino. En ella hallarán una espléndida versión, en la que la fama de frialdad analítica con que ha solido cargar Salonen se transforma en meras aproximaciones a un estilo que despliega con elegancia la partitura para darle una coherencia y una fuerza notables a medida que avanza la escucha. Salonen (un director que creció junto a una Filarmónica de Los Angeles a la que a su vez hizo crecer) y la Philharmonia parecen ya entenderse a la perfección. En esta versión encontramos tempi más bien lentos. Algo lógico si uno ve que en la misma página de la Philharmonia, al hablar de la Sexta de Mahler que está interpretando la orquesta con Salonen en la batuta, sugieren algunas grabaciones y la primera que aparece es la de Riccardo Chailly con la Royal Concertgebouw Orchestra, versión ésta de tiempos extendidos, en la vía de otra referencial y con batuta de sabor italiano: John Barbirolli y, oh casualidad, la Philharmonia Orchestra.
Pero los tempi son lo más cercano a Barbirolli que tiene la versión, ya que Salonen la plantea desde una mirada menos trágica, más de resignación y hastío. Enfoque sorprendente, pero igualmente válido, o más bien validado por la gran eficacia de esta gran orquesta.
Esta versión en vivo, no oficial, es acompañada aquí con portadas especiales de Oído Fino.


Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP