Millán - Sonata para piano Nº 1 y otras obras - Varios

>> jueves, 13 de agosto de 2009



Manuel Millán: un joven compositor español
que merece ser oído


Los intereses intelectuales de Manuel Millán exceden el ámbito musical, y por eso quien escribe estas líneas llegó a él cuando sus caminos se cruzaron en el debate por otros intereses: los filosóficos.
El azar fue favorable, al menos para el autor de este artículo: le permitió descubrir a un compositor en ciernes con un puñado de obras que merecen la atención y que bien vale la pena promocionar desde estas páginas.
Manuel Millán de las Heras nació en 1971 en Cuenca (España) y estudió en el Conservatorio Profesional de Música de su Ciudad. Se formó como guitarrista, bajo la tutela de los maestros Jesús Sánchez y Jorge Fresno, en Cuenca, y con Gabriel Estarellas, en su paso por el Conservatorio de Madrid.
De regreso en Cuenca, comenzó a estudiar composición y esa formación dio sus frutos desde 1996, con obras para guitarra, para bandas, para instrumentos solistas y para formaciones orquestales y voz.
De su veintena de obras destacan A César (1996, para guitarra), el Cuarteto de las almas (1997, para flauta, oboe, clarinete y trompa), la Suite para violonchelo y piano (1997), la Sonata Nº1 para piano (2001, encargo del pianista Manuel A. Ramírez), Epilepsia para 7 instrumentos (1999), Mi Jesús y mi salvador (1998, para coro mixto), el Concierto para guitarra y orquesta de cuerda (2003), el Concierto para viola y orquesta de cuerda sobre versos de San Juan de la Cruz (2005), las Tres estampas conquenses para orquesta de cámara (2006) y el Preludio a Don Fadrique (2008, orquestación para orquesta de viento del original para piano solo).
Millán es un compositor contemporáneo, en todo el sentido de la palabra, heredero de los grandes autores vanguardistas del siglo XX, pero que mira constantemente la historia de la música clásica y hasta barroca. Incorpora en sus obras el cromatismo, la aleatoriedad, las músicas populares, pero también las formas como la danza o el scherzo, además de las literatura antigua o religiosa. Dato atractivo, este último, ya que Millán aborda estas composiciones como amante de la literatura musical religiosa como legado estético, no como religioso, algo que no es.
Para presentar a este compositor emergente, hemos elegido su Sonata para piano Nº 1, la versión original para piano del Preludio de Don Fadrique y su Suite para violonchelo y piano.
Sobre la primera, sin duda una de sus obras más brillantes hasta hoy, el propio Millán ha escrito:

«Nace como encargo del gran pianista conquense Manuel Ángel Ramírez López. Está estructurada en tres movimientos: Tocata, canción y chacona. La obra se estrenó el 9 de junio de 2001 en la Fundación Juan March de Madrid dentro del "Ciclo de sonatas del siglo XX". La grabación se realizó el 24 de noviembre del mismo año en el Teatro Auditorio de Cuenca. Quise mostrar todos mis recursos técnicos y expresivos en una obra de grandes dimensiones».


Del Preludio…, ha dicho el español:

«Nace por encargo de Consuelo Díez, directora artística del Festival Internacional de Música de La Mancha. La pieza, escrita para piano, es un homenaje al Infante don Fadrique, hijo bastardo del rey Alfonso XI y que concedió los fueros a la ciudad de Quintanar de la Orden en 1344 y que posteriormente fundó el común de la Mancha en 1353, dando a la misma ciudad su capitalidad. La obra fue estrenada el 7 de julio de 2006 por el pianista de Ubrique Gregorio Benítez Suárez. La grabación tuvo lugar en el año 2007 en el Teatro Auditorio de Cuenca».


Por último, sobre la suite y su registro, en palabras de Manuel, es:

«un intento de combinar una idea antigua con un lenguaje contemporáneo. El uso de recursos es muy variado, desde la danza hasta el dodecafonismo. El estreno tuvo lugar el 19 de noviembre de 1999 en el Teatro Auditorio de Cuenca, siendo sus intérpretes el pianista y compositor Manuel Murgui junto a la joven violonchelista Sara Alba Page Quicios».



Se presentan aquí las obras transcriptas a MP3 por el propio compositor, y son acompañadas por portadas y contraportadas diseñadas por Oído Fino.

5 comentarios:

Manuel 13 de agosto de 2009, 16:33  

Gracias por la dedicación Fernando. Gracias a los visitantes del foro por prestar algún tiempo a mi música.
Un abrazo.

Äriastóteles Lumínico 16 de agosto de 2009, 5:21  

Ésta es mi primera participación en Oído fino.

Me presento: soy un hombre en busca de la verdad y la belleza. A la primera, todavía en curso de búsqueda.

A la segunda, la encontré muy rápido, y ahora me dedico a deleitarme con ella en toda su gama de variaciones y ocurrencia. Que por esta segunda búsqueda he venido aquí, y no por otra cosa.

Don Schopenhauer me ha hecho saber que la música es un lenguaje universal, que en todas partes se entiende y que en todas partes se habla. Y esto lo ha declarado el muy ateo varón en sus Parerga, sin que esto signifique que yo haya leído completa esa obra, salvo lo que el editor de Pensamiento, palabras y música tuvo a bien extractar para ilustrar su materia.

De Manuel Millán he escuchado en esto del Youtube las Tres estampas conquenses y los fragmentos conservados del Concierto para guitarra y orquesta. Me estoy ahora descargando el .rar que se ofrece en este blog. Que si todo sale bien, escucharé las piezas. Pero tengan en cuenta sus mercedes que la providencia tuvo a bien el no ser, y si no puedo oírlas será en oportunidad venidera.

Un aplauso a Fernando y a Manuel.

Äriastóteles Lumínico 16 de agosto de 2009, 5:45  

Y que no se enojen sus mercedes si les digo que no pude abrir el .rar.

Y que fue por cosas como esta que un servidor, cuando era niño, llegó a la conclusión, por experiencia y no filosofando, de que el Dios de los cristianos no existe, porque era cosa de grande tristeza vivir así.

No estoy frustrado, pero sí decepcionado. ya será en otra ocasión que me lo descargo.

¡Saludos, y gracias por compartir!

Fernando G. Toledo 16 de agosto de 2009, 7:28  

ARIAS:
Para disfrutar de la música de Manuel y de otras tantas, no perder la belleza y tampoco la compostura (que lo bello ha de estar compuesto y no descompuesto) debes tener instalado en tu computadora, o al menos en la que usés para el acceso al archivo descargado, el programa WinRar, que se obtiene por la Providencia de las redes, acudiendo a esta capilla:

http://www.winrar.es/descargas

Äriastóteles Lumínico 31 de agosto de 2009, 16:19  

¡Gracias, Fernando!

Mozart: Sinfonía Nº 25 - I Mov. - Böhm

  © Blogger templates Sunset by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP